Tan solo un acto de fe…

IMG-20130509-00066

A poco más de una semana de la versión oficial del gobierno del caso Ayotzinapa, los sucesos siguen avanzando y ésta permanece inmóvil, inútil.
Tan solo un acto de fe… a eso es a lo que han reducido el final de una historia que tan solo nos ha mostrado el preámbulo para lo que muchos quizás desean sea el final, pero para “la mayoría” es el inicio.
Lo veo por un lado, ¡qué mejor que ponerle fin a un hecho que me ha rebasado a todas luces y que ha evidenciado la “porquería” que somos como Estado que crear una historia de telenovela para darle cerrojazo al tema, “los mataron y los quemaron” dicen las autoridades, ¿verdad o mentira? ambas tienen la posibilidad de serlo pero el factor que el Gobierno sigue sin entender en este caso, es que la presión social es tal que esta vez no va funcionar solamente con una campaña mediática, sino además, se tendrán que presentar las evidencias y al final dejar en manos de la sociedad la decisión de creerte o no.
Porque para mi, la lectura que hago del tema, es citar la atinada conferencia de Murillo Karam, donde tras agotar todos los medios para tratar de apagar el fuego (que les llevó incluso hasta reunir a los padres y como rumor extraoficial intentar negociar con ellos), y que con toda honestidad, me parece que la versión oficial que el gobierno planeó para dar cierre a todo este asunto y que parafraseo con total subjetividad como interpretación a título personal:“me cansé… los mataron y los quemaron” (fin de la historia)Simplemente es absurda. Como ciudadano tengo mis dudas, y son muchas, la primera ¿por qué esta solución se dio tras el fracaso de la reunión del Presidente con los padres de los estudiantes? ¿fue el plan B del gobierno al no poder arreglar nada?

Segundo: ya tenemos el final, ahora ¿cómo vamos a limpiar la casa? la policía los entregó a un grupo delictivo ¿por orden de quién? por supuesto que la “pareja imperial” tuvo que ver pero no son los únicos responsables, es toda una cadena de mando y hasta ahora tenemos una pequeña parte… ¿Es solo cuestión de Fe creer que esto es suficiente?

Tercero: no perdamos la memoria, ok. ya tenemos a los normalistas en bolsas y en cenizas, ¿y el “montón de cuerpos que se hallaron en fosas clandestinas durante la investigación? ese caso a quién le corresponde resolver, digo ya que estamos destapando cloacas, ¿a poco todos esos se entregaron a miembros del crimen organizado para enterrarlos?… Tan solo un acto de fe es creer que ese tema se debe quedar en el olvido.

Ahora veámoslo como ciudadanos, ¿es tan solo es cuestión de fe creer que este desenlace detendrá la manifestación de miles de personas en todo el país?, ¿a miles de negocios y casas que a lo largo de la república han colocado letreros exigiendo justicia?, ¿a miles de personas que desfilaron este 20 de Noviembre para exigir una respuesta y una acción contundente de parte de las autoridades?

Hago el análisis como comunicólogo y reconozco lo hábil de la maniobra mediática de decir “los mataron y los quemaron” y apostarle a reducir todo a tan solo un acto de fe, de que solo creamos sin preguntar que las cosas fueron así y que no hay mas que hacer. El problema es que tanto autoridades como Estado en general, viven su nivel más bajo de credibilidad tal cual un niño a quien le han pillado decir mentiras y sus familiares deciden ya no creerle, ¿qué le espera al Estado?

1. Remar contra la corriente: realizar un verdadero esfuerzo de defender con bases esta teoría cuando la mayoría de los comentarios que oigo de la gente que me rodea es que todo es un invento del gobierno y sí, doy el beneficio de la duda a que quizás sea cierto pero ahora convence a todos de que lo es. No se trata sólo de dar una versión y lavarte las manos porque tras 15 días de la conferencia de prensa supongo que el cálculo mediático era que la gente empezara a olvidar y eso no ha sucedido.
2. Justicia: tenemos en la cárcel a la pareja imperial y a los supuestos policías ¿es suficiente? creo a diferencia de otros sucesos lo que la gente espera no es encarcelamientos sino renuncias de puestos clave, de personas cuyo trabajo les queda grande, de funcionarios que con “pereza” se sumaron a este asunto porque los medios tibiamente y la sociedad en general pusieron el dedo en la llaga y sólo así se involucraron y la prueba está en la gran cantidad de fosas encontradas que seguro responden a miles de casos que siguen en un expediente sin atender pero que cuando hubo la presión social de resolver de “suerte” aparecieron en el camino.3. Un cambio no de discurso sino de actos: a raíz de esto se habla en las cámaras de legislar para buscar un cambio, el mismo discurso de siempre, algo que los ciudadanos no creen, que califican de muchos políticos como mero oportunismo,  y que por buscar una respuesta verídica los ha hecho salir a las calles y que los tendrá ahí seguramente hasta que no haya un resultado real y que a diferencia de otras ocasiones, deje satisfecho al pueblo y no solo al gobierno.

4. Nuevo organigrama: todo el año se ha visto en diversas noticias a los grupos de delincuencia organizada haciendo pactos en video con alcaldes, haciendo el trabajo de policías, financiando campañas y hasta quemando cuerpos de estudiantes, pues si tan metidos están en los asuntos públicos mejor ya hay que darles oficinas en los palacios de gobiernos y/o nombrarlos como una secretaría o darle la nominación de comisión, o se combate de una vez los vínculos que nos unen a ellos o simplemente dejémonos de hacer tontos.

5. ¿Libertad de expresión?: el caso de estos estudiantes pone en duda que la libertad de expresión sea una realidad para grupos que actúan no dentro de la “libertad de expresión permitida” sino que este tema ha destapado una gran cantidad de casos en toda la república donde se han tomado acciones de “desaparecer” a líderes que andan motivando al pueblo a manifestarse, si ya el gobierno resolvió el caso Ayotzinapa lo siento por Murillo Karam que está cansado pero en la lista siguen muchos más por resolver y que la sociedad exige una respuesta.

¿Sucederá esto? tan solo un acto de fe para mi el que el Estado se tome la atención de hacerlo como también se me hace tan solo un acto de fe creer que los ciudadanos no están a punto de abrir un capítulo nuevo de lo que mediáticamente despertó como un cuento y que ahora es una novela.
Anuncios

Publicado el noviembre 25, 2014 en Editorial y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: