¿Por qué ellos sí y yo no?

Por L.C. Daniel Fajardo

Sólo bastó ir por la lateral, sin ningún señalamiento, cruzar a 20 km por hora y con toda precaución para que un oficial de vialidad me detuviera y me multara por pasarme una luz roja ubicada en la calle de junto.
Viniendo de hacer una obra de caridad, me quedé pensando ¿es esto lo que merezco tras realmente hacer algo por el bien de otro? ¿Terminar así mi día? ¡Cuánta gente se “porta mal” e incluso viola de una manera premeditada un reglamento de tránsito y no pasa nada!
Dejé atrás el reproche que hubiera iniciado de seguir en estos pensamientos y me dirigí a casa pensando más bien en el mensaje que la vida me había dado, todo pasa por algo, es algo que siempre he creído, ¿qué podría decirme la vida en este momento, ser más precavido al conducir? Inmediatamente a mi mente llegan los recuerdos de gente que hace el bien y se lleva grandes golpes como aquel señor que miraba en misa siempre apoyando y entregado al servicio a Dios y un día una embolia pulmonar le deja una larga incapacidad y secuelas de por vida, pensaba en aquel entonces ¿se lo merecía?, ¡es una persona dedicada al bien! ¿Por qué? Y por otra parte a muchos delincuentes, políticos y/o juniors que hacen la ley como quieren, actúan con impunidad y les “va bien”.
¿De qué se trata esto? Me pregunté encontrando una respuesta muy peculiar, la vida es muy sabía, y pondrá siempre las pruebas más difíciles a quienes puedan superarlas, ¿por qué?, porque tienen la sabiduría para leer el mensaje, hacer una lectura más profunda y encontrarle sentido a las cosas que les suceden.
Una persona débil, lejos de una vida espiritual si sufriera de una embolia, por citar un ejemplo o cualquier otra cosa, posiblemente se la pasaría buscando excusas por lo sucedido, rindiéndose y amargándose en cambio alguien con fortaleza, no sólo enfrenta el reto, sino además lo utiliza para mejorar, reconocer sus errores con humildad y entender lo que puede significar un suceso de esta naturaleza.
Las personas débiles recibirán mensajes más sencillos porque son como niños que necesitan ver las cosas más fáciles para comprenderlas, las personas fuertes recibirán mensajes de mayor peso, no tengas miedo cuando ocurra algo trágico en tu vida, trata de concentrarte en el mensaje de fondo que siempre tendrá más valor que el sufrimiento del medio.

Contáctame en Mimfo Comunicación blog@mimfo.com

Publicado el enero 1, 2013 en ComunicArte::. Reflexiones, Transeúnte y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: