Simplemente… NO (puedo, quiero, debo, me permito) ser feliz

No es normal tener limitaciones en la #vida, los obstáculos se superan.

Reflexión
¿Cuantas veces al día eres el candado de tu propia felicidad?, ¿cuantas veces al día te afirmas NO para ser feliz?, la infelicidad no es un estado natural del hombre, la búsqueda de la felicidad lo es, es la visión del ser humano quien ha creado y dado valor a las cosas que nos alejan de este ideal.
¿Cuántas veces al día usas las situaciones que te rodean como pretexto para no ser feliz? ¿Cuántas veces te aferras y te dices una y otra vez “No Puedo”?
Muchas personas viven a gusto en sus limitaciones, disfrazando una intención de cambio con un eterno proceso de “voy a cambiar”, “lo estoy trabajando” pero en el fondo, siguen aferrados a su incapacidad para ser felices.
Alguna vez escribí que se vale caer una y otra vez al intentar las cosas, pero es de tontos cada día caer de la misma forma. ¿Cuántos de nosotros nos metemos el pie adrede para justificar nuestro “No puedo”?
Superar los obstáculos es algo natural cuando decidimos enfrentarlos, auto limitar nuestras opciones para ser feliz es mediocre, tonto y suicida.
Es bonito llorar y lastimarnos cuando queremos justificarnos a nosotros mismos que no se puede, que para cambiar hay que sufrir. Mientras sigas en la mediocridad de este pensamiento tu hábitat será la limitación, tu forma de actuar tu poco interés por cambiar, tu nula acción justificada en un “proceso”. A veces la vida nos obliga a cambiar, y cuando lo hacemos es en menos tiempo del que creíamos. Si te decides enfrentar hoy estás barreras pregúntate ¿Cuál es el pretexto que usarás en este momento para superar ese obstáculo que tanto te dificulta para ser feliz?
Buscar la felicidad es el más poderoso aliento para superar cualquier barrera cuyo muro tiene grabado tu nombre.

Nota:
Concluyo diciendo “en este momento” porque decidir ser feliz es al instante, no hay mucho que pensar. Una reflexión no para leer sino para hacer.

Daniel Fajardo

Contáctame en Mimfo Comunicación blog@mimfo.com

Publicado el diciembre 12, 2012 en Vitaminas para el corazón (y el alma) y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: