Despertar a la sociedad

– Es un deber ser líderes y promover el desarrollo del pensamiento crítico

 – Debemos educar a las mentes para pensar

Por L.C. Daniel Fajardo

 Recientemente pudimos ver dos grandes discursos con una gran exposición mediática, primero el del presidente de los Estados Unidos de América, Obama, quien de manera extraordinaria se dirigió a la nación con motivo de la muerte de Bin Laden y por otra parte, Felipe Calderón, presidente de México realizando un discurso por los diversos eventos criminales que han acontecido en nuestro país.

Ambos discursos muy bien redactados en cuanto a los puntos que trataban y por costumbre, al momento de escucharlos, anoté los temas más relevantes e hice una lectura mucho más profunda para entender el objetivo de los mismos.

Posteriormente a través de las redes sociales estuve revisando los comentarios tanto de personas “comunes” hasta políticos y especialistas, además la televisión y la prensa escrita me aportaron “líneas oficiales” que le dieron seguimiento a la información.

Todo ello para llegar al punto de reflexión de este artículo, la gente busca líderes, la gente necesita análisis, la gente quiere una guía para construir la opinión pública.

En mayor o menor grado, las personas tienen la necesidad de informarse pero mas aun de alguien que sea capaz de interpretar la realidad, labor que le da sentido a la carrera de comunicación, esta habilidad que tenemos para realizar análisis de discursos y tener una lectura mucho más profunda.

Hemos tratado en muchos artículos anteriores, y seguro lo seguiremos haciendo porque el tema sigue dando mucho de que hablar, sobre los aportes que nuestra disciplina tiene en todos los ámbitos pero creo una de las más importantes, de las que más espacio social debería tener (porque recordemos nuestra actividad en cualquier área está destinada a muchos receptores, por ello entendemos que es un ejercicio social), es aquella que está dirigida al despertar social.

Tenemos que ser una guía para el pensamiento crítico en todo momento, desde publicar en un blog hasta comentarlo con amigos y familiares, debemos tener esa capacidad de doble lectura y ante sucesos como los que hemos vivido, ser los personajes que lideren a un grupo hacia una dirección en el pensamiento.

Me toco ver a tantas personas que a través de las redes sociales querían escuchar una postura, leer un análisis que les permitiera aclarar sus opiniones que creí que esta debería ser una obligación para todos nosotros.

A veces en actos soberbios presumimos de entender la “enajenación”, lo “trucos” del sistema capitalista y el consumismo, pero me queda la duda si lo decimos porque es nuestro perfil de carrera, o si en realidad lo entendemos pero por egoísmo no lo compartimos a los demás.

Tachamos a la sociedad de borregos, piezas fáciles de manipular pero nosotros mismos en nuestro comportamiento no hacemos mucho en realidad.

Los comunicólogos podemos tener un gran aporte para la sociedad si realmente nos tomáramos en serio nuestro papel de ser líderes y propiciar la generación de la opinión pública y buscar que sea la misma sociedad la que conduzca su pensamiento crítico hacia una dirección, la libertad.

Que cada quien piense lo que quiera siempre y cuando lo decida así pero que esa decisión sea producto de la información, que las personas sientan la necesidad de informarse a partir de muchas fuentes con el compromiso de ser cada vez más especializadas y argumentadas.

La sociedad pensante no es una utopía, es un ejercicio inconcluso que hemos experimentado en sucesos de índole internacional donde la noticia se genera al minuto y los medios simplemente la cubren y comentan en vivo, no les da tiempo de construir la noticia y sólo en esos casos, observamos que la sociedad se involucra incluso en lo que quiere conocer, sí se puede, sólo basta que podamos despertar a la gente, interesarla por conocer, mostrarle lo que hay detrás de la noticia pero sobre todo, asumir de una vez por todas nuestra responsabilidad de ser líderes de opinión y conductores del pensamiento crítico.

Publicado el mayo 10, 2011 en Ojo Crítico. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: